27/9/08

Carlsberg viola varias leyes ambientales

Carlsberg se burla de las leyes ambientales en el Refugio de vida silvestre Gandoca-Manzanillo. Durante toda esta semana, fuimos invadidos por un equipo de producción trabajando en un comercial para la marca de cerveza Carlsberg. Al principio, escuchábamos unos helicópteros volando sobre el refugio en su parte marina y terrestre, sin saber para que eran, hasta que pasando por Cocles, vi la "base" improvisada de dos helicópteros instalada en una esquina del campo de fútbol. Tuve la oportunidad de ver despegar uno de ellos y me di cuenta que no había ninguna seguridad para los niños presentes, ni policía, ni oficiales del MINAET (ya que Cocles esta ubicado en el refugio), y me imagino que para el aterrizaje tan poco. Acompañado de un amigo, fuimos a la oficina del MINAET en Manzanillo preguntar que estaba pasando. El oficial presente nos revelo que ellos tan poco fueron informados de todo esto y que supieron, por el equipo de producción, que estaban grabando un comercial para un cerveza y que los permisos para hacerlo fueron otorgados por el ACLAC (Area de Conservación la Amistad Caribe) en LIMON. Eso nos pareció extraño. ¿por que el ACLAC (responsables de región) no ha avisado oficialmente la oficina encargada de velar sobre el Refugio de vida silvestre Gandoca-Manzanillo? Ni el oficial lo sabe. Llevando mi amigo a su casa, pasamos por Punta Uva y vimos a la orilla de la calle un camión transportador de cargas pesadas que nos pareció sospechoso por estar parado a la entrada de unas de las mas bellas playas del Caribe sur. Perplejos, tomamos el camino a la playa pero tuvimos que abandonar el auto pocos metros después, el material y las instalaciones para la grabación obstaculizaban el acceso. A la derecha del camino, poco antes de la playa, cubrieron unos 100m cuadrados con lastre en un terreno de la ZMT para parquear sus camiones y hacer su campamento. Llegando a la playa, vimos una grúa (razón de la presencia del camión) a la orilla del mar, una cabaña, un campo de fútbol miniatura en lona verde recubriendo una parte de la playa, un montón de gente, cables eléctricos por todas partes y dos motos de mar en el agua. Nos quedamos unos minutos, tiempo de sacar unas fotos de toda esa locura. De regreso a mi auto, nos encontramos con un muchacho (que conocemos) empleado por la ocasión y nos cuenta la excelente oportunidad que tuvo y bla bla bla... que la producción tiene todos los permisos para lo que están haciendo, nosotros de responderle que la mayoría de lo que hacen es prohibido por leyes en un refugio de vida silvestre y que si obtuvieron los permisos solo pudo ser por chorizo. Como el tono subía un poco, el muchacho fue rápidamente llamado y nos fuimos del lugar.

No se, y tal vez nunca lo sabré, como obtuvieron permisos para hacer un comercial dentro de un refugio de vida silvestre para una bebida tan poco ecológica como lo es una cerveza, 75 litros de agua son necesarios para elaborar 250ml (un vaso).

Autorizar sobrevolar un refugio con dos helicópteros también va en contra de toda lógica de protección, cuanto mas en periodo de migración : "Se ha demostrado que al menos el 20% de las aves realizan migraciones latitudinales, esta región tiene el privilegio de ser el mejor lugar del país para observar las aves migratorias que viajan a Norte América entre los meses de marzo y abril para reproducirse y regresar a Centro y Sur América en Septiembre y Octubre. Más de 2.5 millones de especies son registradas anualmente." fuente.

Otro aspecto extraño es otorgar una grúa en pura playa cuando podemos leer, en todos los accesos a las playas, "prohibido el paso a vehículos a motor", y no hablar de las motos de agua en las aguas protegidas cuando solo son autorizadas las embarcaciones de los pescadores locales.
Por lo mas increíble que parezca, Carlsberg es mas poderozo que las leyes ambientales en el Caribe sur Costarricense.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

el tema lo manejo el Sr. Allan Pacheco como productor de la filmacion y como él es uno de los principales terratenientes de la zona conoce todos los laberintos de corrupcion que existen en Limon. No hay que echarle la culpa a los extranjeros ni a la multinacional cervecera (en este caso), sino a nuestro vecino costarricense que sabe mejor que nadie el daño que hacen sus prodcciones cinematograficas a nuestra zona protegida...

Luis dijo...

Gracias por su pertinente comentario.
Solamente creo que todos tenemos una parte de responsabilidad, los que quieren hacer, los que ayudan a hacer, y los que dejan que se haga.
Pero no ay duda que ese señior es bueno en ese punto, porque hace unos años hizo destruir un pedazo de bosque asta la orilla del rio Ned en la finca de su padre en Manzanillo (Refugio nacional de vida silvestre) para acomodar el rodaje de la película "The Blue Butterfly" y construyeron un pueblito indígena sobre una parte de bosque completamente cubierta de placas de Plywood escondidas bajo tierra para no ensuciarse los zapatos. Hubiera sido mucho mejor grabar en un verdadero pueblo indígena, que no faltan por aquí, y así hacer beneficiar a los indígenas y sus comunidades en vez de usar una replica idealista que solo beneficio a los que no faltan de recursos.